39 edición de la Fiesta PCEMundo Obrero entregó sus primeros premios

Ginés Fernández González 25/10/2016

En este año en el que se conmemoran los 86 años desde que se publicara por primera vez, y cuando se celebra la 39 edición de la Fiesta del PCE, Mundo Obrero, la publicación mensual del PCE, ha hecho entrega de sus I Premios.

Los premios Mundo Obrero quieren reconocer a personas, organizaciones, colectivos, instituciones, Estados, etc., que en el marco del periodo del curso político hayan realizado una acción, propuesta, iniciativa, trayectoria, trabajo concreto, idea y otras actuaciones coincidentes con los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, compromiso con la mayoría social y la clase trabajadora y contra los poderes neoliberales en la construcción de una sociedad alternativa al capitalismo y por el socialismo.

Los premios se concretan en cuatro categorías y una mención especial que ha correspondido a Sol Sánchez. En la sección de Sociedad se ha premiado al Movimiento Democrático de Mujeres, por su lucha contra la prostitución, la trata de personas, la defensa del feminismo de clase, por su labor de concienciación social y de convergencia social y política contra el patriarcado capitalista, premio que recogió Julia Hidalgo acompañada por compañeras del MDM.

En la sección de Política, al pueblo cubano, en la persona del Presidente del Consejo de Estado, Raúl Castro, por la constancia en la defensa de la revolución que ha sido y es faro de otros procesos en América Latina y el mundo, así como las extraordinarias muestras de solidaridad internacional realizadas en todas las zonas del planeta. El premio fue recogido por el Embajador de Cuba Eugenio Martínez.

En el apartado Cultural, el premio que fue recogido por la misma Lucia Sócam, por su trabajo cultural y musical recordando los valores republicanos, la memoria histórica y su compromiso con el socialismo en sus canciones, así como su compromiso con las personas que sufren los efectos de las políticas del capitalismo.

La Mención especial fue para Sol Sánchez, que también recogió ella misma la placa, por su magnífico trabajo en el proyecto de la Unidad Popular, por su dignidad personal y política y su labor constante y firme en la defensa de los intereses de las capas populares que sufren los efectos de esta crisis que no han creado.

Olga Rodríguez, que no pudo asistir a recoger el premio, lo fue en la sección de Comunicación, por su trabajo de información independiente en la crisis de los refugiados, por el ejemplo que demuestra cada día con su trabajo de que hay otra forma de informar más cercana a la sociedad y hacer a las personas actores importantes en sus crónicas.

La presentación corrió a cargo de José María Alfaya, con un ingenioso texto introductorio para cada uno de los premiados y premiadas.

Publicado en el Nº 299 de la edición impresa de Mundo Obrero octubre 2016

En esta sección

Un siglo entre dos veranosProyectos decoloniales Conferencia: Colonialidad e imperialidad en el sistema mundo, por Heriberto Cairo. UCMDependencia tecnológica en un país de desarrollo intermedio. EspañaCiberguerras

Del autor/a

Las Marchas de la Dignidad, un futuro por construirLa importancia del XX Congreso del PCEFortalecer la movilización para construir la convergencia social y políticaEl 27 de mayo las calles de Madrid se llenarán, otra vez, de dignidadPor un trabajo y una vida digna, construir República, construir otro modelo de sociedad