Conocer los logros revolucionarios que representan la gran esperanzaEjes y herramientas para la organización del centenario de la Revolución Soviética Debemos estar preparados para desmontar las falsedades que previsiblemente lanzarán las fuerzas reaccionarias.

Sofía García-Hortelano 09/02/2017

Hace cien años, en 1917, mientras Rusia se encontraba inmersa en la Gran Guerra, las masas populares de obreros, soldados y campesinos organizadas en torno a Soviets, culminaron un largo proceso revolucionario que sigue siendo una referencia en la historia de la humanidad.

Hace cien años, en 1917, los bolcheviques, con Lenin a la cabeza, demostraron que la democracia para las masas populares se alcanza cuando se derroca a la clase poseedora.

Este año 2017 la conmemoración del Centenario de la Revolución Soviética constituye una oportunidad para reconocer las realidades materiales, las necesidades y los objetivos de las clases desposeídas en el mundo actual, al aprender cómo en nuestro pasado otros, en condiciones durísimas, vencieron todos los obstáculos para saber en torno a qué objetivos y medios había que organizarse y combatir.

El PCE ha hecho público un llamamiento para que todos aquellos que identifiquemos la Revolución Soviética como el hito más importante en la historia de la clase trabajadora, conmemoremos este Centenario con actos de estudio y análisis político del proceso revolucionario de 1917, actos de difusión y propaganda a través de conferencias, exposiciones, sesiones de cine-debate con proyección de las interesantes películas disponibles y, en fin, cualquier medio de explicación y agitación disponible en el entorno social en que se esté y aquellos medios públicos cuya utilización podamos reivindicar.

La conmemoración del Centenario nos permitirá conocer los logros revolucionarios que representan la gran esperanza para quienes venden su fuerza de trabajo a cambio de mera supervivencia en condiciones de miseria, a quienes se encuentran expulsados del propio sistema que los explota, sin medios de vida y en un medio ambiente devastado que impide el desarrollo humano y a aquellos que sólo tienen como meta un ocio que forma parte del negocio del capitalismo.

Para ello debemos estar preparados para desmontar las falsedades que previsiblemente lanzarán las fuerzas reaccionarias; para explicar qué fue la Revolución como proceso de acumulación de fuerzas, como modelo de revolución democrática construida por los Soviets, como ejemplo de acierto en la identificación por los bolcheviques de elementos esenciales para comprender el camino de la revolución en aquel momento histórico: la lucha por la paz, sacando a Rusia de una guerra imperial, y el reparto de la tierra, buscando la alianza con los obreros de un campesinado explotado; y para recordar la esperanza que supuso para otros pueblos, que se pusieron en marcha para abordar sus propios procesos encendiendo la chispa revolucionaria.

El Centenario nos permitirá explicar el sentido estratégico y no oportunista de Lenin para poner en el centro del proceso revolucionario a las masas con capacidad de intervención política, a los Soviets de obreros, soldados y campesinos, en un momento en que los bolcheviques eran muy minoritarios en los Soviets. Y podremos demostrar que la capacidad de Lenin para persuadir a los bolcheviques con los argumentos presentados en las Tesis de abril fue la condición necesaria para que las masas organizadas llevaran adelante el proceso revolucionario hacia el triunfo del socialismo, derrocando a una burguesía y a un gobierno provisional que actuaban contra los intereses de una población desposeída, masacrada por los intereses de una guerra imperialista y explotada por un capitalismo industrial cuyo desarrollo hubiera sido devastador para el futuro de Rusia. Y comprender que Lenin supo ir aprendiendo a medida que los acontecimientos se desarrollaban, en contra de la imagen dogmática que desde la cultura capitalista se ha difundido.

Para ello Espacio 2017 propone un proceso de puesta en marcha de proyectos de trabajo y herramientas disponibles, que nos sirva como elemento de fortalecimiento del trabajo organizado, tanto internamente, como en el exterior. Y dicha propuesta se concreta en:

1.- Una guía de contenidos que presentamos como una propuesta abierta con un doble objetivo:

a) servir de ayuda documental y personal al diseño y organización de actos conmemorativos de la Revolución Socialista de Octubre, mediante la identificación de los antecedentes y las fases del proceso revolucionario más destacables (la Revolución de Febrero, las Tesis de abril, la insurrección de julio y la Revolución de Octubre propiamente dicha, para finalizar haciendo especial hincapié en los cien primeros días del gobierno revolucionario, las primeras medidas que se adoptaron, los grandes pasos que se dieron) y mediante la inclusión de dos apéndices con las referencias de documentos escritos y audiovisuales.

b) y ayudar a reconocer los aspectos más destacables del proceso revolucionario y a salir al paso de las deformaciones más frecuentes que ha realizado, con fines propagandísticos, la historiografía reaccionaria.

2.- Un plan de intervención en redes sociales que permita frenar los ataques contra la Revolución Soviética, difundir conferencias, exposiciones, sesiones de cine-debate, identificar a lo largo de las diferentes fases las efemérides más importantes y programar las campañas, la interacción de las cuentas y la finalidad de cada cuenta, realizando labores de seguimiento.

3.- Un plan de trabajo que ayude a que las organizaciones del partido puedan elaborar calendarios de actividades a lo largo de todo el 2017 en los diferentes hitos de la revolución de forma que, además de los grandes actos que se programen en la Fiesta del PCE o en el mes de octubre o de otras actividades permanentes que puedan programarse desde la dirección federal o desde las direcciones de las federaciones, permitan a las agrupaciones aprehender y difundir el proceso revolucionario.

La utilización de este tipo de herramientas, guías y planes por parte de todos los militantes del PCE permitirá actuar en diferentes escalas: establecer contactos de forma masiva y de forma selectiva, cumplir con las tareas de difusión y con las de defensa de la revolución, actuar en el ámbito de la información y en el de la formación, servir para el debate y para la reflexión y, en definitiva, para crear una organización en marcha.

Con ello podremos introducir los ejes fundamentales para reforzar el debate ideológico:

1.- La necesidad y la utilidad de despertar la conciencia revolucionaria de la clase trabajadora y transformar las condiciones de rebelión en conciencia organizada de la revolución para vencer un capitalismo en crisis que, sin embargo, nos lleva a la barbarie si no extendemos los elementos de contrapoder. La imposibilidad de volver a un estado del bienestar al no existir elementos de freno: el actual imperialismo de EEUU y el sometimiento de la UE han terminado con el Estado del Bienestar, que solo hubiera podido mantenerse si la URSS se hubiera mantenido y fortalecido.

2.- La pérdida de funcionamiento democrático a medida que aumenta la desigualdad. La democracia proclamada se vacía de contenido cuando la explotación de clase en general y el patriarcado, la xenofobia y el imperialismo como herramientas del capitalismo van desvelando la verdadera cara de la burguesía.

3.- La demostración de que un estado socialista y obrero lleva a un modo de civilización distinto, que el capitalismo y el mercado no son la única vía para organizar las sociedades humanas. Otro mundo es posible y conseguirlo depende de que los dominados no resultemos vencidos, que seamos conscientes de que las situaciones no son irreversibles y que la lucha de clases existe y la clase trabajadora puede ganarla para sí.

Agrupémonos y organicémonos. De nosotros depende que la conmemoración del Centenario de la Revolución Soviética pueda ser la ocasión para reconstruir el imaginario de la revolución en nuestras conciencias.

Publicado en el Nº 302 de la edición impresa de Mundo Obrero enero 2017

En esta sección

Entrevista a Carmen López Presidenta del Comité de Empresa del Call Center de Orange en OviedoMundo Obrero Radio inicia las pruebas para su emisión por InternetComunicado del PSUC Viu ante los hechos ocurridos en LLiça d’AmuntUn Partido organizado para transformar la realidadToni Morillas: “Podremos ser revocados de nuestras responsabilidades”

Del autor/a

Ejes y herramientas para la organización del centenario de la Revolución Soviética