Seguimos

Lo último del gobierno... de momento La recuperación de los restos reclamados, o no, por sus familias, la apertura de fosas, el esclarecimiento de la situación de los desaparecidos... exigen el establecimiento de políticas públicas de memoria democrática.

Foro por la Memoria 10/03/2017

Aun pecando de ingenuidad y utilizando los cauces abiertos desde esta caduca democracia en la que estamos insertos en nuestro país, la defensora del pueblo hará caso omiso a la denuncia llegada hasta ella sobre las palabras que el Jefe del Estado, ya sabemos que no elegido, pronunció en su intervención televisiva de Nochebuena. Claro que la señora Becerril es parte del engranaje que reescribe nuestra historia reciente y reinventa la dictadura. ¿Debemos entender que ella comparte con el gobierno de Rajoy que la basílica del valle de Cuelgamuros –o de los caídos para la terminología del régimen que la mandó construir- no es un monumento franquista que ensalza y glorifica a su inspirador y a la dictadura que impuso tras vencer en la guerra? ¿A qué pueblo defiende esta señora? Se ha leído ella, ya que el rey parece que no, los informes de la ONU a los que llevamos haciendo referencia desde que se publicaron? Si lo ha hecho, o no ha entendido nada, o no quiere entenderlo y su papel de defensora se trastoca en un chiste macabro y en un despropósito.

Sólo hay que escuchar las explicaciones que sobre la tumba del general Franco ofrecen a los visitantes las guías escritas o los guías que relatan in situ su construcción y significado, para comprobar que el recinto no cumple con lo que dice la ley y que, además, honra y exalta a los vencedores de la contienda española, contrariando con ello a la propia norma y a lo que defienden los de Rajoy. Si en ella, como se dice desde el gobierno, se quiere rehabilitar la memoria de todas las personas fallecidas a consecuencia de la guerra y de la represión política (sic), les está faltando tiempo para cerrar con la familia el traslado de los restos del dictador a un cementerio, para abrir el proceso de identificación de las personas inhumadas en el mismo procedentes de focas comunes, así como para la devolución de los restos de Primo de Rivera a sus familiares y amigos, ya que no les corresponde, según derecho canónigo católico, estar depositados en el altar de una iglesia, que fueron todos personas del ámbito civil.

¿Nada tiene que decir a ello Soledad Becerril? Debemos recordar que los distintos edificios que componen el lugar pertenecen a Patrimonio Nacional; es decir, que se mantiene del dinero de los contribuyentes, sin distinción de ideario, sexo o doctrina religiosa.

Estamos omitiendo misas, desfiles y otras celebraciones que, aún negándolas, se vienen desarrollando impunemente en el lugar todos los años como homenajes a estas altas personalidades del franquismo. A ver si no mienten al señalar quién incumple la ley, porque parece que nuestros gobernantes viven en otra realidad.

Evidentemente debemos saludar las iniciativas que, en sentido contrario, se plantean desarrollar en cuanto a la identificación de las fosas comunes de los combatientes de la batalla del Ebro, en la zona catalana, o la de las sepulturas aún anónimas de los guerrilleros antifascistas (en el mes de enero se iniciaron los trabajos en el cementerio de Medina Sidonia en busca de dos de ellos, Bernabé López y Juan Ruiz) masacrados por la guardia civil y el ejército franquista.

No debemos olvidar que la recuperación de los restos reclamados, o no, por sus familias, la apertura de fosas, el esclarecimiento de la situación de los desaparecidos o la investigación de los secuestros de bebés, el fin de la impunidad, exigen el establecimiento de políticas públicas de memoria democrática, la anulación de las sentencias de los tribunales franquistas, aplicando la Ley de Memoria -y superando sus limitaciones-, así como la aplicación, sin reservas, de las recomendaciones de Naciones Unidas y, como en ellas se señala, el establecimiento de una comisión de la verdad para que intervenga a favor de la no repetición.


Twitter: @foroporlamemori
Web: http://www.foroporlamemoria.es
Correo-e: asociacion.foroporlamemoria@yahoo.es

Publicado en el Nº 303 de la edición impresa de Mundo Obrero febrero 2017

En esta sección

Cómo no dar una noticia. Paraperiodistas españoles ante la Constituyente venezolanaLa mentira, la ilegalidad y la violencia son la base del robo neocolonial en PalestinaCorea del Norte: el fuego, la furia y el miedoCaravana Abriendo Fronteras, destino Frontera SurLa hora y la vez de Venezuela

Del autor/a

Vicente, Mendieta y el generalGuernica, icono de la destrucción¡Viva la Nueve!En plena primaveraContra el olvido