Los presupuestos apuestan por la misma vía que ha considerado el PP siempre: competir por la vía de los bajos salariosGarzón reprocha a Montoro que sus presupuestos son aún más “el camino hacia una sociedad donde la gente tenga que ir a salto de mata para llegar a fin de mes" Sus continuas reformas fiscales, en conjunto, conducen a un sistema en el que los impuestos directos pierden peso y lo ganan los impuestos indirectos, que son más injustos. En definitiva, está haciendo nuestro sistema más regresivo.

Izquierda Unida Federal 04/05/2017

El coordinador federal y portavoz parlamentario de IU asegura en el debate de las enmiendas a la totalidad a las cuentas públicas de Rajoy que “ustedes llevan muchos años diciendo que otros deben hacer sacrificios, las clases populares, pero en realidad lo que intentan trasmitir es que hay una suerte de ‘efecto goteo’ por el que, cuando se consigue el crecimiento, al final acaba llegando al conjunto de la sociedad y los de debajo de la mesa comerán las ‘miguitas’ que irán cayendo de los que están arriba”.
El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reprochado hoy al ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que defiende su Gobierno obedecen a “una ideología, a un modelo de sociedad” que rechaza profundamente porque “no queremos un país donde la gente tenga que ir a salto de mata, juntando salarios, para poder llegar a fin de semana, y estos presupuestos son el camino, paso a paso, hacia ese modelo de sociedad que, de hecho, ya existe para una gran parte de la población”.

Garzón defendió esta tarde en nombre de IU en el Pleno del Congreso la enmienda a la totalidad de devolución presentada por Unidos Podemos a las cuentas públicas que plantea el Ejecutivo de Mariano Rajoy. Lo hizo con una intervención en la que intercaló las explicaciones económicas con las políticas, sin eludir la dura crítica al Gobierno del PP e, incluso, la invitación al PSOE a dar pasos de cara al futuro para echar a los ‘populares’ de La Moncloa.

El máximo responsable de Izquierda Unida abrió y cerró su discurso hablando de “ideología” como mejor forma de evidenciar todo lo negativo que encierra estos PGE. “Todo el mundo tiene ideología, incluso usted”, le dijo a Montoro, “el problema es que quien no es consciente de que tiene ideología se convierte aún en más peligroso porque se cree por encima del bien y del mal”.

Junto a esta idea, Garzón se afanó en “separar el grano de la paja”, porque “hay que separar la información relevante de lo que es pura propaganda, que es donde creo que hay que reservar gran parte de su intervención”, le señaló al responsable económico del Gobierno.

Para el coordinador federal de IU, ya no se trata sólo “de denunciar esos 5.000 millones de euros de recortes que implica el techo del gasto, el mismo que se aprobó en un ‘pack’ de medidas por Ciudadanos, PSOE y PP”, sino que la ciudadanía debe tener muy claro que ese techo es el ejemplo de un modelo “en el que es posible el crecimiento económico y la miseria macroeconómica, es decir, bonanza macroeconómica y miseria macroeconómica”.

“Hay muchas formas de crecer -expuso- y estos presupuestos apuestan por la misma vía que ha considerado el PP siempre: competir por la vía de los bajos salarios. Es sustituir un modelo de crecimiento basado en el endeudamiento privado por uno de bajos salarios. El silogismo, por decirlo de alguna forma, que ustedes han utilizado es: ‘cobramos menos-se vende más-se crea más empleo’, a eso han reducido la economía de nuestro país”.

Garzón utilizó también en su crítica al Gobierno de Rajoy la idea de lo que denominó el ‘efecto goteo’. “Todos aquí somos conscientes de que la economía crece, el PIB está creciendo”, reconoció, para reprochar a reglón seguido que “ustedes llevan muchos años diciendo que hay que hacer sacrificios o, mejor dicho, que otros deben hacer sacrificios, las clases populares, para llegar algún día a crecer. En realidad lo que intentan trasmitir, fe mediante, es que hay una suerte de ‘efecto goteo’ por el que, cuando se consigue el crecimiento, al final acaba llegando al conjunto de la sociedad y los de debajo de la mesa comerán las ‘miguitas’ que irán cayendo de la mesa de los que están arriba. Ese es el ‘efecto goteo’, insisto, más percibido a través de la fe que del rigor”.

El portavoz parlamentario de IU desgranó sólo algunas cifras, entre ellas que 1,3 millones de familias no tienen ningún tipo de ingresos o que 20 millones de personas ni se pueden permitir ni una semana de vacaciones al año, ni pueden afrontar ningún tipo de gasto imprevisto. “Son cifras no sólo dramáticas, sino similares o peores que las de 2011. ¿Dónde está el ‘efecto goteo’ para toda esta ciudadanía, para las clases populares de nuestro país? ¿Dónde está ese beneficio del que ustedes hacen gala continuamente, esa propaganda del crecimiento económico? ¿Cómo es posible que haya una parte creciente de la población estancada que no recibe ese crecimiento económico?”, inquirió a Montoro.

Durante su exposición, Garzón abrió lo que él mismo calificó como un “breve paréntesis” dirigido al PSOE. Recordó a sus máximos responsables que “no quieren ustedes la moción de censura, no quieren explorar la posibilidad de un gobierno alternativo, pactaron ocho reales decretos fundamentales para que la política del PP siguiera adelante, fueron ustedes responsables de que Mariano Rajoy sea presidente y han dicho ustedes, al mismo tiempo, que van a ser implacables con el PP”.
“Yo no sé que nivel de miedo tiene el PP -aseguró a continuación-, pero sí les voy a decir que creo que lo que han dicho hoy suena bien, pero creo que les tenemos que pedir que conviertan las palabras en hechos, porque entonces, si no, cometemos el error de decir en campaña que ‘no’ y después convertirlo en un ‘sí’”.

Alberto Garzón reprochó al Gobierno el haber “apostado por un modelo de crecimiento terrible, donde la clave son las reformas laborales, en plural, la de 2012 pero también la de 2010, porque siguen el mismo camino cualitativo de reducir el poder de los sindicatos, el poder de la negociación colectiva”.

Advirtió también de que esta política “de bajar salarios para crecer económicamente” explica que haya “una parte de la población que se está viendo beneficiada: las grandes empresas, las empresas de las privatizaciones y las externalizaciones, en fin, una serie de redes de intermediaros empresariales que se benefician de todos estos procesos de reformas laborales, presupuestos que implican recortes, pero conducen al mismo tiempo a un incremento brutal de la desigualdad y a la generación de enormes contradicciones”.

Garzón razonó que es por razones como esas por las que afirman que “ustedes no representan al pueblo español y se lo toman a mal, lo entiendo, es legítimo. Pero nosotros lo fundamentos y resulta que con estos PGE, con los recortes, con las reformas laborales, con las privatizaciones o, mejor dicho, expolios, como en el caso de Aena, se ve que ustedes están beneficiando a unas pocas personas de nuestro país”.

De igual forma, criticó a Cristóbal Montoro “operaciones de las que usted está tan orgulloso, aunque le cueste decirlo, como la amnistía fiscal”, que es el resumen más claro “para ver cómo este Gobierno protege a delincuentes e introduce un sesgo muy perverso en términos morales: ‘puedes delinquir, pero si eres millonario te podemos perdonar’, mientras si eres una persona con pocos recursos la ley caerá brutalmente sobre ti”.

Incluso llegó a decirle que “usted parece un antisistema”, eso sí, aclarando a reglón seguido que “si por sistema entendemos el artículo 31 de la Constitución, que dice que el sistema fiscal tiene que ser progresivo. Sus continuas reformas fiscales, en conjunto, conducen a un sistema en el que los impuestos directos pierden peso y lo ganan los impuestos indirectos, que son más injustos. En definitiva, está haciendo nuestro sistema más regresivo y va contra el espíritu y la letra de esa Constitución en la que se parapetan tantas veces”.

Garzón no olvidó una cuestión de gran importancia para la sensibilidad municipal de la que siempre ha hecho gala Izquierda Unida. Reconoció que comprende que el PP siempre haya querido “encorsetar las finanzas públicas para aplicar un política que ofrecen como tecnocrática y neutral, cuando es profundamente ideológica”, y puso como ejemplo de ello la reforma exprés del artículo 135 de la Constitución o la Ley de Estabilidad Presupuestaria. “Pero lo que no tiene sentido -explicó- es que, al mismo tiempo, en este paquete de Presupuestos sigan manteniendo un bloqueo sistemático a entidades y ayuntamientos que tienen superávit, que están reduciendo la deuda pública que, además, la generaron partidos como el PP y que, sin embargo, no pueden usar los superávit. Esto no ha sido un error, sino una decisión política del PP”.

Indicó que “esa oportunidad la aprovechan las grandes fortunas, las grandes empresas, para promover privatizaciones en los ayuntamientos, que van a ser sus focos de negocio, así se entiende mucho mejor la política del PP”.

Alberto Garzón concluyó su intervención asegurando que “señor Montoro, cuando mire los presupuestos hágalo desde debajo de la mesa, porque desde ahí se ve la realidad de una forma muy diferente a cuando uno está sentado o cuando uno está arriba. Estos presupuestos son absolutamente injustos para la mayoría de este país, una mayoría que nosotros queremos representar porque somos esa parte del país”.

En esta sección

El PCE apoya la lucha de trabajodorxs de seguridad de los aeropuertos contra la reforma laboral y las contratas a costa de los bajos salarios y condiciones de precariedadManifiesto en defensa de la titularidad pública del Humoso y de su gestión cooperativaLa pyme secuestrada por la CEOE...Somos milesLas Marchas de la Dignidad, un futuro por construir

Del autor/a

Garzón denuncia que la rebaja fiscal pactada por PP y C's dentro de su acuerdo sobre el techo del gasto es una "inmensa" mentira liberal contra las clases populares"La 1ª asamblea de activistas de IU del próximo sábado busca ser “un evento para fortalecer la actuación entre gente distinta que nos consideramos de izquierdas"Garzón arranca a Sánchez compromisos concretos sobre apoyo del PSOE a despenalización de la eutanasia y reforma electoralGarzón se compromete ante quienes lucharon con un coste altísimo contra el franquismo, a continuar esa lucha para mejorar esta democracia de mínimosGarzón señala que la pésima actuación de Bárcenas en el Congreso demuestra que el Partido de Rajoy y el que fuera su hombre de confianza tienen un pacto de silencio