Los colonialistas demolieron en Jenin la estatua que se había erigido en memoria del líder palestino Jaled NazalOdio para Palestina: venganza y terror para los mártires

Ramón Pedregal Casanova. Presidente de la Asociación Europea de Cooperación Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisión Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. 02/07/2017

“Yo, Tú, Él”
En su vocabulario no había árboles / ni flores. / En su vocabulario no había pájaros. / Él sólo sabía lo que le habían enseñado: / matar pájaros / y mató pájaros, odiar a la luna / y odio a la luna/ tener un corazón de piedra / y tuvo un corazón de piedra, / gritar: “¡Viva lo que sea!” / “¡Abajo lo que sea! / “¡Muera lo que sea!” / En su vocabulario no había árboles. / En su vocabulario no había / ni tú, ni yo, / porque él debía matarnos. / Sólo sabía / lo que le habían enseñado: / matarte a tí y matarme a mí”.

Autor: Muin Basisu. Gaza-Palestina, 1927-1984.

Los colonialistas, los ocupantes de Palestina, los sionistas del ente israelí son reconocidos por sus crímenes y por los actos perversos contra los mártires palestinos y el conjunto de la población autóctona. Sus huellas se encuentran en esa tierra, en ese pueblo tan sacrificado y tan luchador que les resiste en las calles, en los campos, en las cárceles. Entre las últimas agresiones que ha sufrido en estos días una noche a las 4 de la madrugada, buscando el anonimato los colonialistas bajo el mando de las autoridades sionistas de ocupación, demolieron en Jenin la estatua que se había erigido en memoria del líder palestino Jaled Nazal, miembro del Comité Central del Frente Democrático de Liberación de Palestina (FDLP), asesinado en Atenas hace 31 años a mano del Mossad.

La estatua conmemorativa había sido colocada hace varias semanas por compañeros, amigos, familiares, autoridades de la ciudad, y dirigentes palestinos de otras formaciones.

Desde entonces los sionistas lanzaron diferentes amenazas públicas, y mandaron cartas a Tump y a Abas, hasta que por orden del alcalde de la ciudad fue retirada. Llama la atención la celeridad para obedecer de la Autoridad Palestina al ente israelí, su postura tan contraria a los hijos de Palestina, a sus defensores que representan a la Resistencia al ocupante. Llama la atención la rapidez que tiene esa Autoridad para adoptar los dictados del ocupante. Llama la atención cómo la llamada Autoridad perdona o defiende al enemigo del Pueblo Palestino, cómo adopta sus intereses. Llama la atención como su policía carga en la calle contra el Pueblo y su aplicación de los mandatos de Trump para disolver la memoria de Palestina. Llama la atención su seguimiento del “¡Viva lo que sea!” / “¡Abajo lo que sea! / “¡Muera lo que sea!” / En su vocabulario no había árboles. / En su vocabulario no había / ni tú, ni yo, / porque él debía matarnos. / Sólo sabía / lo que le habían enseñado: / matarte a tí y matarme a mí”.

A Jaled Nazal, mártir palestino asesinado por el Mossad, sus compañeros del FDLP, sus amigos, su familia, le han homenajeado saliendo en manifestación y volviendo a poner en la plaza de Jenin la estatua.

Esta madrugada las autoridades, aquí sólo se puede poner con minúscula, de la ocupación, la arrancaban cuando la juventud palestina se lanzó a su defensa, a defender su memoria histórica, a defender a quien ha dado su vida por la libertad de todos, enfrentándose a los mercenarios sionistas.

Hoy mismo se han colocado en el centro de la plaza de Jenin grandes fotos de la estatua y banderas, y en medio de una gran concentración popular se ha puesto otra estatua con el nombre del mártir Jaled Nazal.

Una vez más, unimos nuestra mano al Pueblo Palestino.

En esta sección

Te leo porque estás vivoLos mercaderes de la memoria históricaEl significado de las palabras y el mono adivino Juan RequesenVenezuela: La Constituyente Va y es el escudo protector contra el fascismoIntervenciones humanitarias, muertos y refugiados

Del autor/a

30 de Julio: la Constituyente tiene los 3 principios del pueblo venezolanoEl significado de las palabras y el mono adivino Juan RequesenOdio para Palestina: venganza y terror para los mártiresChe Guevara y nosotrosCon Mario Vargas Llosa ensayo de falsedades más que populistas en la Casa de América de Madrid