Córdoba 11 de junio de 2017Llamamiento a los municipios europeos por una Red de Ciudades Libres de Trata Tenemos el deber de imaginar un mundo sin prostitución, lo mismo que hemos aprendido a imaginar un mundo sin esclavitud, sin apartheid, sin violencia de género.

Partido de la Izquierda Europea (PIE)
Partido Comunista de España (PCE) 21/07/2017

Hoy 11 de junio de 2017, desde Córdoba, en las I Jornadas Europeas contra la Trata, organizadas por el Partido de la Izquierda Europea y el Partido Comunista de España, hacemos un llamamiento a los municipios europeos a que se sumen a la Red de Ciudades Libres de Trata de mujeres y niñas destinadas a la prostitución.

Ante el fenómeno creciente del tráfico y trata de mujeres y niñas en los países europeos, manifestamos que el crecimiento de redes que practican estas actividades atentan contra los derechos humanos y la dignidad de las mujeres que explotan. Ambas son manifestaciones que merman la dignidad de la mujer, que suponen una forma extrema de violencia de género y un atentado contra la libertad de las mismas, como ha manifestado el Parlamento Europeo recientemente.

El más reciente Informe sobre explotación sexual y prostitución y su impacto en la igualdad de género del Parlamento Europeo, A7-0071/2014, de febrero de 2014, afirma sin ambigüedades que la prostitución es un fenómeno con un componente de género que afecta a 40 millones de personas en todo el mundo, siendo la inmensa mayoría de las personas que se prostituyen mujeres y niñas y casi la totalidad de los usuarios hombres. Concluye que la prostitución representa una forma de esclavitud incompatible con la dignidad de la persona y con sus derechos fundamentales, constituye una de las violaciones de los derechos humanos más atroces y es una forma de violencia contra la mujer.

El fenómeno de la prostitución y el tráfico y trata de mujeres y niñas están relacionadas. Si no hubiera demanda de prostitución no habría tráfico y trata. Además, la mayoría de las mujeres en situación de prostitución son o han sido víctimas de la trata de personas.

El fenómeno de la prostitución en los países ricos tiene una relación directa con la feminización de la pobreza, son mayoritariamente mujeres pobres y/o en situaciones de desarraigo social las que están en situación de prostitución. Por eso, se contempla que es necesario combatir las causas sociales que abocan a muchas personas a una situación de prostitución contra su voluntad: la desigualdad, la exclusión, la injusticia social y la discriminación sexual, que limitan la libertad de opción de las mujeres.

El tráfico y trata de mujeres y niñas es un fenómeno que se ha consolidado en el ámbito europeo/países occidentales. Ambas son manifestaciones no solo que merman la dignidad de la mujer, sino que suponen una forma de violencia de género y un atentado contra la libertad de las mismas.

En este sentido, el compromiso que implica ser una ciudad libre de trata debe enmarcarse en el Convenio de Naciones Unidas para la Represión de la Trata de Personas y de la Explotación de la Prostitución Ajena, de 2 de Diciembre de 1948, que considera la existencia de explotación sexual aunque exista consentimiento de la víctima, así como de la Resolución aprobada por el Parlamento Europeo el día 2 de febrero de 2006 que insta a luchar contra la idea de que la prostitución es equiparable a un trabajo, el Protocolo de Palermo de 2000, el Convenio sobre Lucha contra la Trata de seres humanos del Consejo de Europa de mayo de 2005 y la Resolución de Naciones Unidas sobre trata de mujeres y niñas de 1 de febrero de 2007.

Ser parte e integrar la Red Europea de Ciudades Libres de Trata supone comprometerse con medidas aplicables para implantar en el municipio para la abolición de la prostitución y de la trata de mujeres y menores con fines de explotación sexual, estableciendo mecanismos concretos que disuadan la demanda (la compra de la prostitución), que conducirán a la reducción de la oferta y la disminución de las redes de trata y tráfico de mujeres, incidiendo en todos los elementos del sistema prostitucional y transmitiendo a la sociedad que la prostitución es una forma de violencia de género y una práctica que atenta contra los derechos humanos y que es contraria al principio de igualdad.

Se dice que la prostitución siempre ha existido. También las guerras, la tortura, la esclavitud infantil, la muerte de miles de personas por hambre. Pero esto no es prueba de legitimidad ni validez. Tenemos el deber de imaginar un mundo sin prostitución, lo mismo que hemos aprendido a imaginar un mundo sin esclavitud, sin apartheid, sin violencia de género, sin infanticidio ni mutilación de órganos genitales femeninos.

Por eso llamamos a las ciudades europeas a sumarse a esta Red de Municipios y Regiones Libres de Trata de Mujeres y Niñas destinadas a la prostitución. Es el momento de que los municipios y regiones europeas se impliquen activamente, hoy más que nunca, en esta lucha por la igualdad de hombres y mujeres apostando por la abolición de la prostitución.

Publicado en el Nº 308 de la edición impresa de Mundo Obrero julio-agosto 2017

En esta sección

Declaración del PCE sobre el llamado Pacto de Estado contra la violencia machistaLlamamiento a los municipios europeos por una Red de Ciudades Libres de TrataManifiesto de Avilés por el ferrocarril público, social y sostenible PCA quiere que la Ley de Memoria de Andalucía se cumpla y que Queipo de Llano salga de la Macarena Bravos, muy bravos

Del autor/a

Llamamiento a los municipios europeos por una Red de Ciudades Libres de TrataEl PIE apoya el compromiso con la paz en ColombiaDeclaración breve de la Conferencia Mediterránea de la IzquierdaEl Partido de la Izquierda Europea y su Vicepresidenta Maite Mola felicitan al pueblo de Ecuador y al nuevo Presidente Lenín MorenoBenalmádena acoge este fin de semana la III Conferencia del Mediterráneo de la Izquierda