Mundo Obrero: ¿Cuál es su visión de futuro de Izquierda Unida en la Región?
José Antonio Pujante:
Podríamos hablar de una perspectiva doble. En primer lugar, y en clave interna, Izquierda Unida en Murcia va a apostar por el crecimiento organizativo, con el fin de reforzar la federación y, así, transmitir nuestras propuestas a la sociedad con mayores garantías.
Externamente, perseguimos la consolidación de IU electoralmente, recuperar aquellos municipios en los que hemos bajado o perdido la representación, luchar por una modificación de la Ley Electoral e influir en la sociedad y en las instituciones con nuestras propuestas, para contribuir a solventar la situación de crisis económica que afecta principalmente a desempleados sin subsidio, mujeres, jóvenes e inmigrantes.

M.O.: ¿Cómo valora el panorama político actual en Murcia?
J.A.P.:
Lamentablemente, es de parálisis total, con un gobierno regional del Partido Popular totalmente bloqueado por los casos de corrupción y caracterizado por su incapacidad para dar respuesta a la situación económica, ya que sus recetas para combatirla son insuficientes y livianas, a la par que apuesta por un modelo productivo basado en el ladrillo y la especulación.

M.O.: En este sentido, y a grandes rasgos, ¿cuál es el papel de Izquierda Unida en el marco del actual contexto?
J.A.P.:
IU en la Región de Murcia ha elaborado un plan anticrisis basado, principalmente, en dos ejes de actuación. El primero de ellos es de carácter urgente y se centra especialmente en los sectores sociales más afectados por la crisis. El segundo, se basa en sentar las bases para cambiar el actual modelo socioeconómico. También es muy importante indicar que en el año 2007 redactamos un acuerdo democrático con medidas legislativas y políticas para atajar la corrupción que fue enviado a Partido Popular y PSOE en esta comunidad autónoma, pero no hemos obtenido respuesta.
En el plano nacional, se ha puesto en marcha un proceso de refundación de IU en el que confío, toda vez que hay una dirección caracterizada por su valentía, dialogo y acuerdo entre todas las sensibilidades, así como por la buena labor de Cayo Lara al frente de la organización, lo que, sin duda, redundará en su imagen de cara al exterior. Pero hace falta más tiempo para que la ciudadanía perciba este cambio, ofertar nuestras propuestas políticas y que la ciudadanía las perciba.

Se trata, sin duda, de un aspecto muy negativo que empobrece la sociedad democrática desde el punto de vista social y político. Es muy necesaria una nueva Ley Electoral que refleje fielmente lo que el pueblo quiere, y conseguir que sea una realidad que un voto equivale a una persona.
Por ejemplo, en la Asamblea regional de Murcia, un diputado del Partido Popular tiene un respaldo de unos 13.000 votos, mientras que uno de IU+Los Verdes, como es mi caso, necesita alrededor de 40.000. Por esta razón, pedimos un aumento en el número de parlamentarios hasta 65, la disminución del umbral de representatividad al tres por ciento y el establecimiento de una única circunscripción, ya que en esta Región contamos con cinco.

M.O.: ¿Cómo califica las medidas de PP y PSOE en la actualidad?
J.A.P.:
Creo que no responden a las demandas de los ciudadanos. Son las recetas de siempre, fracasadas, que en absoluto reproducen la lógica de los intereses de los ciudadanos y ciudadanas, y con las que sólo se benefician los de siempre. En IU creemos en un mundo más solidario, con un mayor reparto de la riqueza, y en el que lo público sea el protagonista de las acciones políticas.

M.O.: La corrupción ha salpicado a algunos cargos de la Administración pública en la Región de Murcia, ¿qué opina sobre esta situación?
J.A.P.:
El Partido Popular mantiene una actitud de esconder la cabeza debajo del ala en lugar de actuar con valentía, pedir perdón a la sociedad y llevar a cabo medidas drásticas contra la corrupción política. Todo lo que sea justificar ese tipo de actuaciones es un paso atrás en la democracia.

* Gabinete de prensa de IURM