El eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, se dirigió a través de sendas preguntas parlamentarias a la Comisión y el Consejo Europeo denunciando «el devastador y drástico recorte de las ayudas al sector del carbón español que condena a miles de familias y comunidades enteras al desempleo y la exclusión y trae aparejado la desaparición de esta actividad económica».

«El Gobierno de España está incumpliendo lo establecido por el Consejo Europeo respecto a la gradualidad y progresividad del fin de las subvenciones así como lo relativo a la implementación de una planificación que ofrezca alternativas reales y viables a los trabajadores y trabajadoras ligados al sector de la minería española», señaló Meyer.

Por ese motivo, el Responsable de Política Internacional ha denunciado ante las instituciones europeas el recorte de las ayudas y exigido que, en caso de que estas fueran eliminadas, España cumpla el carácter progresivo y gradual en el cese de las mismas.

Meyer, quien mostró su apoyo y solidaridad con los mineros participando el pasado domingo en uno de los últimos tramos de la conocida ‘marcha minera’, resaltó: «desde Izquierda Unida continuamos con nuestro compromiso de luchar tanto en la calle como en las instituciones, llevando la voz y defendiendo los intereses de la mayoría social, trabajadores y trabajadoras, pensionistas, desempleados y desahuciados frente a los que, como el actual Gobierno de España, se limitan a defender a los estafadores que han provocado esta crisis».

El europarlamentario, que en 2010 ya mostró el rechazo de IU al plan acordado en el Consejo Europeo por el anterior presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, al suponer «un espaldarazo a la necesaria intervención pública en un sector estratégico como la energía, el cual debe ser controlado por el Estado», expresó su absoluta oposición al recorte del 63% de las ayudas anunciado por el Ministerio de Industria: «las ayudas deben mantenerse, como mínimo, hasta 2018, tal y como se marcó en la negociación en el seno del Consejo Europeo».

Para finalizar, Meyer apuntó a la importancia de la actividad minera pues «contribuye enormemente a reducir la dependencia energética respecto del exterior mientras se consolidan y desarrollan las energías renovables” y ha defendido que el carbón “debe seguir formando parte del denominado ‘mix energético’ porque España es un país dependiente desde este punto de vista».