El pasado mes de mayo una la delegación mixta de tres partidos españoles, invitada por el Partido Comunista de China, visitó su país con el objetivo de conocer la política china de «una banda y una ruta».

La delegación realizó diversas visitas en la capital, Beijing, y en las provincias chinas de Zhejiang y Shaanxi.

El recibimiento, en todas las localidades visitadas, por parte de nuestros anfitriones del PCCh, de las autoridades locales y de la población en general fue inmejorable.

Zhejiang es una provincia oriental de China, costera, situada al sur del Yang Tse y cercana a Shanghai. Es una de las provincias más desarrolladas y más densamente pobladas. Cuenta con unos 55 millones de habitantes. Tiene un impresionante desarrollo de la industria (especialmente industria ligera) y del comercio. Su capital, Hangzhou, fue considerada por Marco Polo la ciudad más elegante del mundo. De Zhejiang proviene aproximadamente el 70% de los ciudadanos chinos residentes en España.

Shaanxi es una provincia del centro-occidente del país, en el curso alto del río Amarillo. La habitan unos 37 millones de personas. Es una provincia menos desarrollada que las provincias costeras orientales y sureñas, aun así tiene un importante desarrollo en energía (carbón, gas y petróleo) e industria aeronáutica y del automóvil. Se está desarrollando el comercio a gran escala. Su capital, Xi’an, es la ciudad más histórica de China, capital de trece dinastías y poseedora de una de las maravillas del mundo, los guerreros de terracota del emperador Qin Shihuang. Xi’an es considerada, con Chengdú y Chongquin uno de los polos de desarrollo del interior.

Algunas consideraciones, acerca de China que estimo importante tener en cuenta:

1.- China es un país en vías de desarrollo. Como tal se reconoce y se considera, sin embargo, en las áreas urbanas (especialmente del este y sur de China) el nivel de desarrollo económico y de infraestructuras no solo es comparable a estándares europeos sino en muchos aspectos claramente superior.

Además se percibe a simple vista que el esfuerzo modernizador está en pleno desarrollo.

Para 2020 China tiene planificado el objetivo de tener una sociedad modestamente acomodada.

Es importante conocer que la Nueva China hereda un país con una estructura productiva feudal con niveles de desarrollo similares a los del África subsahariana, hambrunas periódicas incluidas. En zonas rurales del interior, aún quedan regiones económicamente muy atrasadas.

2.- China no aspira a ser el modelo de nadie. Más bien aspira mediante reformas y apertura a las ideas que proceden de otros países, a integrar en sus valores, lo que de positivo hay en los valores de los demás pueblos.

El «socialismo con peculiaridades chinas» no es un modelo que pretendan exportar sino su propia forma de construcción de una sociedad más avanzada.

Es conocido que diversos autores de todo el mundo debaten acerca de si estas características peculiares permiten o no llamarlo socialismo de acuerdo a los criterios clásicos, o si más bien sería un tipo peculiar de capitalismo de Estado. China incorpora elementos del mercado, algunos de claras características capitalistas.

Existen diferencias sociales muy destacables en China, y huecos en la cobertura social, que los comunistas chinos aspiran a cubrir. Aun así, no se ven las amplias bolsas de miseria y exclusión social que son comunes en otros países en vías de desarrollo.

Si bien China no aspira a imponer su modelo, otros países siguen con gran atención su proceso. Por ejemplo, no es ningún secreto que frecuentes delegaciones de Cuba visitan China estrechando lazos y buscando solución a aspectos prácticos de algunos de los planteamientos de los lineamientos de su VI Congreso.

3.- Los comunistas chinos sitúan entre sus prioridades la ligazón del Partido con el pueblo chino, así aplican políticas como la «línea de masas» o la «administración conforme a la ley», que permiten una amplia participación popular en los niveles de base, el ejercicio directo de la crítica y autocrítica y una lucha eficaz contra la corrupción, que es una de sus prioridades.

Consideran que la formación es la principal herramienta para mantener la unidad del partido y le dan prioridad.

4.- La economía china es de mercado y a la vez sujeta a planificación. De esta forma consiguen encauzar el crecimiento económico hacia los objetivos que se marcan. Esto es posible debido a que gran parte de la economía, especialmente los sectores estratégicos (y los principales bancos) son empresas de titularidad pública. Se han dotado objetivos concretos a distintas escalas temporales, al menos hasta 2049.

5.- China tiene gran interés en el comercio con nuestro país. El desarrollo actual de China tiene gran peso en la industria y lo están tratando de equilibrar hacia un mayor peso del comercio y otros subsectores terciarios.

Experiencias como el tren “Yixinou” Yiwu-Madrid se enmarcan en este interés estratégico que enuncian con el nombre de estrategia «una banda y una ruta», y que es la reedición de la histórica ruta de la seda, tanto por tierra como por mar.

Esta estrategia se está implementando desde las diversas provincias y ciudades chinas, estableciendo conexiones comerciales con el mundo entero, especialmente Eurasia.

En particular, la ciudad de Yiwu, en Zhejiang, capital mundial del comercio de «artículos de uso cotidiano» focaliza en dos aspectos la relación comercial con España: la exportación de artículos de uso cotidiano (objetivo que tiene de sobra conseguido) y la importación de mercancías españolas, especialmente productos de alimentación saludable, sector en el que ven (acertadamente) nuestro país como referente.

Zhejiang por otra parte tiene un importante desarrollo del sector del comercio electrónico.

También la provincia Shaanxi está impulsando la política de una banda y una ruta, su centro logístico, de dimensiones colosales, está por ahora focalizado a la región de Asia Central. Sus exportaciones e importaciones actuales están orientadas al sector aeronáutico, del automóvil y energético. Manifiestan su voluntad de ampliar el comercio con España.

6.- La política exterior china se basa en el respeto mutuo y la no injerencia, siendo enormemente pragmáticos en este aspecto, los comunistas chinos tienen relaciones con 600 partidos de 160 países. Los comunistas españoles y chinos tenemos unas excelentes relaciones bilaterales.

7.- China es un polo de desarrollo de primerísimo orden mundial. En el nuevo mundo multipolar, es conveniente abandonar un eurocentrismo (y occidentalismo) que no se corresponde ya a la realidad. China es la segunda economía del mundo, y una potencia en todos los sentidos y está llamada a ser la primera antes de 2049, cuando se cumplan los cien años de la Nueva China.

Miembro de la Comisión Permanente del PC Madrid. Miembro de la delegación del PCE a China en marzo de 2015.