El pasado domingo 1 de julio apareció en el diario “El País”, un artículo relacionado con la camarada y concejal de IU en el Ayuntamiento de Sevilla. En el mismo se daba cuenta de la reclamación a la camarada por parte de la Junta de Andalucía de un teórico cobro indebido de unas cantidades comprometidas por el abono de su despido de la Empresa Altadis (antigua Tabacalera), e intentaba torticeramente relacionarla con el caso de los EREs irregulares en Andalucía.

Como las mentiras y las apariciones intencionadas en los medios de comunicación tienen las patas cortas, os paso a comentar la verdad sobre la situación de la Camarada Pepa, con el fin que la hagáis llegar al conjunto de la organización para que no seamos victimas permanentes de tanta manipulación:

• La camarada Pepa Medrano, fue incluida, al igual que el conjunto de sus compañeros/as, en un despido colectivo por cese de actividad de su Empresa en Agosto de 2005, y produjo baja en la Empresa tras 32 años de trabajo continuado en distintos centros de la misma, el 31 de Diciembre de 2007, desarrollándose su última actividad en el centro que Altadis tenía en Sevilla y que cerró posteriormente.

• El despido de la Camarada, se produjo tras la aprobación de un Despido Colectivo, por parte del Ministerio de Trabajo del Gobierno Central y que afectó a una gran cantidad de trabajadores/as de distintas provincias del territorio nacional. En dicho despido colectivo, hubo varias fórmulas de indemnización, siendo la más utilizada la de prorratear la indemnización legal (en vez de cobrarla de una vez a tanto alzado). Dicha indemnización, con el fin de que los trabajadores/as se garantizara su cobro, fue contratada, por la Empresa, con una Compañía de Seguros.

• A finales de 2011 (hace mas de 6 meses), la Junta de Andalucía, reclama a la Camarada la devolución del dinero que teóricamente había entregado como subvención personal a la misma, dado (siempre según el escrito de la Junta de Andalucía), que Pepa Medrano, había estado cobrando su asignación de Concejal del Ayuntamiento de Sevilla. Esta reclamación fue contestada, mediante recurso, en fecha y forma en Abril del 2012, por la Camarada, desmintiendo que hubiera recibido ninguna subvención personal por parte de la Junta de Andalucía. Dicho recurso está pendiente de resolución administrativa y lógicamente la Junta de Andalucía no ha podido demostrar (porque no existía), ninguna solicitud o recepción de ninguna subvención de la Junta a la camarada.

Esta es la descripción de la realidad y su situación actual.

A esta Secretaría le resulta por lo menos extraño, que un diario (teóricamente serio), se haga eco de una reclamación que se produjo hace varios meses y no refleje la situación real de la misma, precisamente cuando IU en Andalucía ha marcado un hito histórico con la creación de una Comisión de Investigación de los EREs en el Parlamento Andaluz.

El Despido Colectivo que afectó a la Camarada Pepa Medrano, fue visado y legalizado por el Conjunto de Administraciones competentes en el mismo, entre las que se incluye el Ministerio de Trabajo de entonces, e informado favorablemente por las distintas Inspecciones de Trabajo de las Provincias afectadas y a más abundamiento no está afectado por las diligencias llevada a cabo por la jueza que investiga el caso de los EREs en Andalucía.

Si lo que pretenden algunos sectores políticos (que no es la primera vez que intentan agredir con falsedades a los concejales sevillanos), es disminuir la presión que IULV-CA y el Partido Comunista están llevando a cabo con el fin de clarificar toda la situación creada por los presuntos EREs fraudulentos, han pinchado en hueso, más bien al contrario, este tipo de intenciones difamatorias nos refuerzan, aún más si cabe, en la lucha por la regeneración democrática.