Todos los camaradas nos habéis apoyado durante los procesos electorales en Grecia y queremos daros las gracias desde Syriza. Aunque la verdad es que no hicimos nada sobrenatural, no somos superhéroes, también nos encontramos en un campo de búsqueda pero insistiendo siempre en nuestros posicionamientos ideológicos sin abandonarlos jamás. Así es como en pocos meses cambiamos algunas cosas.

Nuestra receta, por tanto, ha sido insistir en la lucha social y manteniendo una línea política coherente. Con ambas cosas le hicimos frente a la ideología dominante de Grecia.

La situación de la izquierda griega no es la deseable. Desde la caída del muro en el 89, la izquierda ha estado dividida y no ha logrado unirse para combatir al enemigo neoliberal. No obstante, nosotros conseguimos unirnos organizativamente con los movimientos sociales. Porque la hegemonía se gana en la lucha social. Creamos una nueva coalición de poder en la que confluyen desde la izquierda más izquierda hasta la socialdemocracia. Y por primera vez desde 1974 lo que parecía ser utópico se convirtió en posible. Prometimos un cambio a la gente que debemos cumplir.

Pasando al tema concreto de la intervención, desde la II Guerra Mundial tuvo un plan de reconstrucción de Europa basado en el sistema de bienestar que ha acabado y que ya no va a volver.

Y en este sentido, nos encontramos en un oximorón porque la izquierda europea que es quien hizo una crítica de base a la Europa basada en Maastricht, irónicamente somos quienes queremos mantenerla viva y el enemigo quien a base de políticas neoliberales, quiere destrozarla. Porque la crisis se va a agudizar todavía más y nosotros mantenemos que debemos acabar con la austeridad a nivel Europeo. Necesitamos poner en la agenda de la izquierda en Europa, planes y alternativas. Porque ni podemos ni queremos volver a la situación anterior a 1997, sino que tenemos que luchar sin complejos ni miedo por el Socialismo del siglo XXI. Estamos en una guerra social basada en la lucha de clases, no en guerras nacionales. Porque lo que estamos sufriendo los europeos del Sur lo van a empezar a sufrir los europeos del Norte. Tenemos que darnos cuenta de que las herramientas tradicionales no funcionan y que sin acción coordinada no podemos seguir adelante. Necesitamos más Syrizas porque no podemos quedarnos aislados como la aldea gala de Asterix. Queremos una colaboración estrecha para luchar por el socialismo del siglo XXI.

Transcripción de la intervención a cargo de Esther López Barceló