El presidente saharaui y Secretario General del Frente Polisario, Brahim Ghali, agradeció en su encuentro con el Secretario de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de España, Manu Pineda, “el apoyo histórico” que siempre han recibido de ambas formaciones.

La reunión sirvió, en palabras de Pineda, para “profundizar las relaciones de hermandad entre ambas fuerzas” y para “ratificar el compromiso inquebrantable del PCE e Izquierda Unida con la autodeterminación y la independencia del pueblo saharaui”. “Para nosotros es importante trasladarte personalmente que nuestro apoyo al pueblo saharaui, al Frente Polisario y a vuestras justas demandas de autodeterminación e independencia es inquebrantable. No hay ni va a haber ningún condicionante”, ha declarado el dirigente comunista.

El eurodiputado reiteró su condena al giro de Pedro Sánchez y Albares respecto al Sáhara y diferenció la “decisión unilateral del presidente y el Ministro de Exteriores del conjunto del gobierno y de la sociedad civil española”. Recordó además que “tan pronto como se conoció este giro ilegítimo nos pusimos a disposición del Frente Polisario e impulsamos una declaración en el Congreso para dejar claro que el pueblo español apoya vuestra lucha”. En esta misma línea, recordó el rechazo unánime de todos los ministros de Unidas Podemos y el compromiso del PCE e IU para “asumir la responsabilidad histórica que España tiene con la que fuese su colonia durante casi un siglo”.

Por su parte, el mandatario saharaui agradeció “el apoyo histórico” de ambas formaciones y quiso “agradecer al PCE, Izquierda Unida y sus militantes, su alianza y su apoyo incondicional al pueblo saharaui”. Ambos partidos participaron con una nutrida delegación en el XVI Congreso del Frente Polisario desarrollada en enero de este año.

Pineda obsequió al líder saharaui con el triángulo rojo, “adoptado como símbolo de nuestras organizaciones en homenaje a los presos políticos represaliados en los campos de concentración nazi”. Un detalle correspondido por Brahim Ghali, que se colocó la insignia en su uniforme militar.

Apoyo también en Europa

El encuentro sirvió también para intercambiar opiniones sobre el escenario internacional y regional. Donde ambas partes coincidieron en señalar la necesidad de avanzar hacia un nuevo orden internacional multilateral más justo y solidario.

De igual manera, el presidente saharaui manifestó su rechazo a las presiones que Marruecos ejerce en distintas instancias nacionales y europeas. Especialmente tras el escándalo del MoroccoGate, un caso de corrupción en el que se han visto envueltos varios eurodiputados. Una preocupación compartida por Pineda, que recordó que “en el Parlamento Europeo hemos impulsado varias iniciativas para denunciar la represión marroquí y acabar con las prácticas lobistas de Rabat”.

El encuentro clausuró una intensa agenda de trabajo de más de tres días en los campamentos de refugiados saharauis, donde Pineda sostuvo encuentros con organizaciones de la sociedad civil, autoridades institucionales y distintos representantes políticos.

Con información de Sahara Press Service (SPS), agencia oficial de la República Árabe Saharaui Democrática con sede en Chahid El Hafed (Campamentos de Refugiados Saharauis)